Saltar al contenido

Villa María Bonita – Reportaje de boda de Miryam y Ray

La boda transcurrió en la finca de Villa María Bonita de Crevillente y fue como a nosotros nos gusta, un espacio amplio y con mucha luz, para poder dar rienda suelta a nuestra imaginación. Lo especial que tiene trabajar todo el día en la propia villa de principio a fin es que tenemos la posibilidad de volar el drone y obtener imágenes que en una boda más tradicional nos sería imposible.

Miryam y Ray se complementan muy bien, y toda su familia nos acogieron como si fuéramos conocidos de siempre. Eso ayudó a que el resultado final fuese tan bueno.

Y los momentos emotivos llegaron. Tanto Ray como sus amigos se emocionaron cuando llegó el momento de la verdad. Un “Sí quiero” que emocionó a todos por igual. Al ver la novia llegar acompañada de su padre y vestida de blanco, Ray no pudo mantener las lagrimas. Fue un momento muy especial que conmovió a todos los invitados, familiares, amigos y también a nosotros.

Muchas sorpresas y regalos complementaron el día. Las Caricaturas hechas al momento por un pintor, fueron la parte divertida y muy original de la noche. Muchos de los invitados se quedaron un recuerdo único.

Después de la cena, la barra libre. Empezó la diversión. Todo el mundo bailaba como si fuera la última vez. Los amigos de Ray empezaron a lanzarlo por los aires lo que nos dio unas fotos increíbles. Hubo de todo, hasta cantaron karaoke.

Un día increíble, muy agradecidos de poder conocerles y estar presentes en este día tan especial para ellos. Sin duda alguna, el resultado final de la boda fue espectacular.

Descubre la Villa María Bonita en Google

WhatsApp chat