Saltar al contenido

¿Cómo organizar una boda?

Cómo organizar una boda

En la planificación de eventos, organizar una boda es una de las celebraciones que más atención demanda por lo trascendental de la ocasión. La importancia del gran paso que se está dando, lo convierte en la ilusión más grande de la familia y amigos, lo cual merece ser disfrutado por todos.

Es realmente importante tener bien definidas las etapas que hay que cumplir para convertirlo en un gran día, las cuales son la planificación y la organización. Tenerlo todo controlado al milímetro garantizará que el día sea inolvidable.

En el momento de planificar una boda, es importante saber cuándo, dónde y cómo vas a realizar el evento, lo que implica realizar una programación de actividades y conocer el presupuesto general.

Como hacer la organización de mi boda

Posteriormente, hay que conocer con cuanto se dispone para realizar con éxito lo que se ha programado. De lo contrario es hora de pensar en buenas alternativas. Todos estos procesos son parte fundamental del cómo organizar una boda.

Teniendo esto bien claro, te orientamos en cómo prepararla indicándote los pasos a seguir para el logro de los objetivos. Además, te contamos todo lo que necesitas para garantizar el éxito del día, así como las ventajas y desventajas de realizar la bodas de noche o de día.

Cómo planificar una boda

El éxito de toda celebración, está directamente relacionado con la eficiencia en su planificación días atrás. En este sentido, te indicamos los pasos que debes seguir para organizar una boda, los cuales debes cumplir para garantizar un evento verdaderamente inolvidable.

Uno de los pasos más importantes a la hora de ver cómo planificar una boda, es tener en cuenta las distintas opciones disponibles que se ajustan a nuestro presupuesto. Es ahora cuando es imprescindible que los novios expresen las expectativas que tienen sobre su celebración, especialmente el tipo de fiesta y cantidad de invitados.

Como organizar tu boda para que salga perfecta

Recuerda que en la celebración de una boda, se busca transmitir un mensaje a un público invitado, para que éste se active en función del programa. Una buena planificación, debe dejar experiencias trascendentales tanto en los anfitriones y asistentes, como en los organizadores.

Elegir la fecha de la boda, es el siguiente paso. Inicialmente, hay que plantearse dos o tres alternativas de fecha por si la primera estuviese ya ocupada, que te permitan disponer de tiempo suficiente para organizarlo. Los novios deben evaluar los pros y contras de realizarlo en una temporada u otra, de acuerdo a sus necesidades.

Deben escoger fecha con varios meses de antelación. En ocasiones será hasta de un año y medio antes. Sólo si optan por realizar una celebración en la intimidad de la familia, pueden planearlo satisfactoriamente en menos tiempo.

Definidas las fechas para celebrarla, debes elegir el espacio donde celebrarás la boda. Es imprescindible que tengas claro el evento que deseas realizar y estimado el número de personas que asistirán. Sabiendo eso debes encontrar lugares que puedan albergar todo lo que deseas.

Te recomendamos que visites diferentes alternativas de espacios y que elabores una lista con las principales características de cada uno. Capacidad del local, servicios que ofrecen, infraestructura disponible... son detalles importantes a tener en cuenta.

Cuando tengas definido cuándo y dónde, te centras en el cómo. Lo primero es tener claro si lo realizarán con un organizador externo o serán ustedes mismos quienes lo van a planificar y organizar. Ten por seguro que llegará un momento en el que tendrás que delegar. Una wedding planner es una ayuda perfecta si no tienes claro o no sabes como conseguir todo lo que deseas.

En este paso, la programación de actividades es realmente imprescindible. Un calendario de trabajo y con las diferentes acciones, sus tiempos de ejecución y quién tendrá cada responsabilidad, son las herramientas fundamentales para la mejor ejecución.

Llegó la hora de determinar el presupuesto del evento. Este paso sólo los puedes dar, una vez tengas programadas las actividades que requieres para la boda. Si lo haces antes, corres el riesgo de dejar fuera aspectos importantes.

Como organizar bodas

Como en todo presupuesto, clasifica los costos en fijos y variables. Los primeros incluyen gastos dirigidos a atender servicios o productos que son independientes de la cantidad de personas que asistan al evento, mientras que las variables, sí dependen directamente del número de invitados.

Sumar entre un 10% a 15% de gastos imprevistos es una manera de flexibilizar los gastos. Este fondo, te permitirá contar con una cantidad extra para atender cualquier eventualidad.

¿Cuándo organizo mi boda?

Organizar tu boda dependerá mucho de la época en la que quieras organizarla, y sobre todo si es de día o de noche, ahora te contamos las ventajas que tiene cada una de estas opciones.

Boda de noche

Celebrar una boda de noche tiene la ventaja de que se dispone de más horas para prepararse, además que puede exaltarse la celebración con mayores estrategias de iluminación en su decoración, así como fuegos artificiales en momentos claves del festejo.

Sin embargo, también tiene sus desventajas. Entre ellas,  está que, un mayor tiempo de espera, prolonga la ansiedad y hace estragos en los nervios. Los invitados de mayor edad y aquellos que llevan niños, disfrutan menos tiempo en la celebración, porque se cansan más rápidamente.

Boda de día

Celebrar la boda de día tiene como desventaja que puede ser muy caluroso en temporada de verano. Además, se tiene poco margen de tiempo para superar algún imprevisto y quizá muchos tendrán que madrugar para estar listos a la hora.

Pero te da mayor tiempo para prolongar la celebración, donde niños y adultos mayores pueden disfrutar plenamente de la fiesta. Te permite un mayor abanico de opciones de escenarios, donde la luz natural brinda condiciones sin igual en el momento de las fotografías.

Las bodas de día te permiten escoger un tema que identifique a los novios, puede ser floral en un jardín, marina o náutica en una playa, vintage o rústica en el campo. ¡Diversas son las opciones temáticas que tienes!

¿Qué te ha parecido nuestros consejos? ¡¡Déjanos en los comentarios lo que tú harías!!